• Una capa de aire seco con grandes cantidades de polvo proveniente del desierto del Sahara y formada por los vientos alisios, sigue generando fuertes temperaturas 30°C y hasta 33°C en Cartagena y el Caribe colombiano, provocando una ola de calor que se prevé irá hasta septiembre.
  • Esta capa de aire seco que es fluctuante, afecta adicionalmente la visibilidad y el color del cielo. En el primer caso, se evidencia un oscurecimiento del aire y la atmósfera presenta una capa grisácea a ocre, conocida como bruma, lo que reduce la visibilidad.

Al respecto, el Marinero Segundo Carlos Sarasty, Oceanógrafo del CIOH Caribe, explicó: “Además de la bruma, durante el amanecer y el ocaso, es posible que el cielo presente tonalidades naranjas o rojas, producto de lo que se conoce en física como dispersión de mie, fenómeno que consiste en el choque de la luz del sol con partículas de mayor tamaño al de dicho haz de luz (En este caso con el polvo Sahariano), lo que hace que se dispersen más fácil los colores anteriormente mencionados”.

Ante el fenómeno se invita a la ciudadanía a tomar las precauciones necesarias y protegerse del sol, cuando se vaya a exponer.

El Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas, CIOH continúa Monitoreando las condiciones meteorológicas que afectan el litoral Caribe, para dar información oportuna a las comunidades costeras de Colombia.

Consulte los reportes meteomarinos publicados diariamente en la página web de la Autoridad Marítima Colombiana (www.dimar.mil.co) (www.cioh.org.co) y en las redes sociales @dimarcolombia.

CONTACTO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.